No te des prisa,
que a donde te diriges
es a ti mismo.

haiku anónimo

Del Tamagochi a Erica el país del sol naciente se ha mantenido en la vanguardia tecnológica, marcando el camino a seguir tanto a sus competidores asiáticos como al resto de países del mal llamado primer mundo. Pero… ¿Cómo entenderán el diseño web en Japón? ¿Habrá la globalización estandarizado tanto la norma como para que no existan diferencias reseñables entre sus webs y las que estamos acostumbrados a visitar en occidente?

En este artículo entramos de cabeza a analizar el estado y las tendencias del diseño web en el país de los robots. Para ello, hemos tomado como referencia el trabajo web de una agencia creativa de reconocido prestigio, los portales de las grandes corporaciones como Yahoo, webs oficiales del gobierno o las sorprendentes visuales que ofrecen las páginas webs de anime.


EL  DISEÑO WEB  EN JAPÓN

Para empezar nos vamos de visita a una de las agencias de diseño más punteras del país. Esta no es otra que Hot-Factory, ganadora de varios premios internacionales de diseño web y especializados en CSS. Su gusto por las animaciones se aprecia nada más entrar en su web. Con sede en Osaka, Tokyo y Sapporo, estos jóvenes han logrado ser un de los estudios creativos más exitosos del país del sol naciente.

hotfatory

Ejemplo del buen hacer de Hot-Factory es la web realizada por esta compañía para DeNA Running, un club de atletismo japonés, que fue ganadora del Web oF The Day el pasado uno de agosto en los CSSDesign Awards.  Tanto en su web propia como en sus trabajos se aprecian constantes como logos animados en loading o estructuras asimétricas en módulos de contenidos destacados.

Dejamos a un lado el trabajo de Hot-Factory y nos centramos en la web japonesa de la ya no tan todopoderosa Yahoo.  Tras conocer la noticia de su cierre en España, no podíamos dejar pasar la oportunidad de analizarla para este artículo y todavía andamos perdidos en su arcaico y confuso diseño.

Al contrario que sus hermanas occidentales la Yahoo japonesa no apuesta por las imágenes, ni se observan bloques bien definidos ahogando el diseño sin apenas blancos ni espacios. Toda una pesadilla para los amantes del UX/UI. El icono del gimnasta noventero que han decidido poner para los JJOO en el head, donde claramente no cabe, es increíble en el peor de los sentidos.

Avanzamos un nivel más en nuestra exploración y pasamos de compañías privadas a instituciones públicas, y en nuestro navegar nos hemos cruzado con esta particular web, la del ayuntamiento de Kyoto. En su versión en japonés, sigue con el rollito de Yahoo de muerte por ahogamiento, pero esta le gana en orterismo y mal gusto cromático.

En su versión en inglés, nos sorprende con una visual my semejante a los videojuegos de Nintendo, muy Pokemon toda ella. También viene dotada con una horda de iconos matadores, caricatura del alcalde incluida.

Otro caso peculiar son las páginas webs de anime, una de las manifestaciones culturales más importantes de la cultura japonesa. En la web de SAO (Sword Art Online), nos llamó la atención su menú para navegar entre las temporadas de la serie de animación. Está realizado con el atributo HTML area shape, el cual no es soportado por HTML5. En el vídeo podéis ver el comportamiento de los elementos el menú.

Además de este elemento, como venimos comprobando en este artículo, las webs de anime japonesas no se ciernen a los grid más utilizados, si no que apuestan por diseños extravagantes y llamativos. Otro ejemplo de ello es la web de Nanatsu no Taizai, otro anime cuya traducción al español es “Los Siete Pecados Capitales”.

Ya estamos acabando nuestro viaje por el ciberespacio nipón. Como conclusión a esta sesgada, breve y occidental visión del estado del diseño web en Japón, podemos decir que como en tantas otras cosas, los japoneses son únicos.

A pesar de tener agencias que marcan tendencia en el diseño mundial, la cultura visual japonesa es mucho más intensa que la nuestra y el diseño web japonés bebe de esa intensidad.  El resultado es un mayor colorido, más carga de texto, y una organización de módulos de contenido más aleatoria que en occidente. Por otro lado, estas características hacen que sus diseños huyan del maqueterismo, tan criticado como implantado en nuestras webs.

Como dijo Terminator: “SAYONARA BABY”